Apocalipsis – Satanás y sus dos aliados

Versículo para memorizar. Apocalipsis 12:17. “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra
contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo”.

Después de mostrar su odio hacia el remanente, el dragón se posa sobre la arena de mar. A partir de ese momento, en Apocalipsis 13, se le muestra a Juan la estrategia de Satanás para atacar a la iglesia de Dios, desde sus días hasta la lucha final contra el remanente. Para llevar a cabo sus planes, el dragón usa tres poderes político/religiosos.

LA BESTIA QUE SUBE DEL MAR

“Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad” (Apocalipsis 13:2).

Ante Juan aparece una bestia, que es un conjunto de las cuatro bestias mostradas en Daniel 7. Daniel vivía en el periodo del león (Babilonia), Juan en el periodo de la cuarta bestia (Roma, en sus dos fases: política y religiosa). Como la visión se centra en su actividad durante los 42 meses (de 538 a 1798 d.C.), podemos deducir ciertamente que se trata del papado, en su faceta de poder religioso perseguidor. Éste ha recibido su trono –la ciudad de las siete colinas (ver Apocalipsis 17:9)– y su poder del dragón.

LAS ACTIVIDADES DE LA BESTIA QUE SUBE DEL MAR

“Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo” (Apocalipsis 13:6).

Al comparar Apocalipsis 13:5-7 con Daniel 7:24-25, podemos ver que las grandes cosas que habla esta bestia son un cambio en la ley para permitir: (1) la adoración de imágenes; y (2) el cambio del día de adoración, del sábado al domingo. Las blasfemias contra Dios, son palabras contra el Altísimo. Esto implica sustituir la intercesión de Jesús en el santuario celestial por la intercesión humana; y el sacrificio hecho una vez para siempre, por el sacrificio diario de la misa (Hebreos 10:10-12). Aquellos que se opusieron, fueron duramente perseguidos. Una vez que se restaure su poder (si es que no está ya restaurado), conseguirá que el mundo vuelva a adorarle.

LA BESTIA QUE SURGE DE LA TIERRA

“Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón” (Apocalipsis 13:11).

Esta segunda bestia tiene varias características que le identifican claramente:

• Surge de la tierra, un lugar poco poblado.
• Parece un cordero, pero habla como dragón. Es una nación inicialmente pacífica, pero que actúa con violencia.
• Adquiere autoridad después de la herida mortal de la 1ª bestia (1798), y continúa ejerciéndola después de haber sido sanada.
• Hace grandes señales.

La única nación actual que cumple todas estas características es Estados Unidos.

LA IMAGEN DE LA BESTIA

“Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada” (Apocalipsis 13:12)

El dragón le dio autoridad a la bestia del mar. Esa misma autoridad es ejercida por esta segunda bestia. Es por lo que, al ejercer su autoridad, habla como dragón. Al igual que el papado durante la Edad Media, Estados Unidos es escuchada y consultada en los conflictos mundiales. Su opinión y sus actos influyen en todo el mundo. Pretendiendo actuar de acuerdo a la voluntad divina, el protestantismo apóstata (simbolizado por EE.UU.) realizará milagros que sacudirán las conciencias, y llevarán a las personas a reconocer la autoridad de la primera bestia (el papado).

“Y engaña a los moradores de la tierra a causa de las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, diciendo a los moradores de la tierra que le hagan una imagen a la bestia que tenía la herida de espada, y ha vuelto a vivir” (Apocalipsis 13:14).

Una vez que ha conseguido atraer la atención mundial, la segunda bestia propone levantar una imagen de la primera bestia. Esto implica crear una organización política y religiosa que, al igual que el papado durante la Edad Media, utilice el poder civil para imponer doctrinas religiosas.

Nota de EGW: “Cuando las iglesias principales de los Estados Unidos, uniéndose en puntos de doctrina que sostiene en común, influyan sobre el Estado para imponer los decretos y sostener las instituciones de ellas, entonces la América protestante habrá formado una imagen de la jerarquía romana” (CS 437).

LA MARCA DE LA BESTIA

“Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente” (Apocalipsis 13:16).

La marca de la bestia no es un chip, un código de barras o un mecanismo secreto de control sobre las personas. Es una forma de adoración. Es aceptar la ley de Dios o la ley de los hombres. Es una señal distintiva que separará a los hombres en dos grupos inmediatamente antes de la Segunda Venida de Jesús. Es una decisión que tú debes tomar, porque tu salvación eterna depende de a quién adoras y por qué. En la Biblia, el nombre es un sinónimo del carácter. Por ello, los 144.000 son sellados con el nombre –el carácter– de Dios (Ap. 14:1), y el resto son marcados con el carácter de la bestia. Otros, reciben la marca solamente por interés (en su mano derecha).
RECIBES EL CARÁCTER DE AQUEL A QUIEN ADORAS

Nota de EGW: “Si la luz de la verdad ha sido presentada a vosotros, revelando el día de reposo del cuarto mandamiento y mostrando que en la Palabra de Dios no hay ningún fundamento para la observancia del domingo, y sin embargo os aferráis al falso día de reposo negándoos a santificar el día de reposo que Dios llama «mi día santo», recibís la marca de la bestia. ¿Cuándo ocurre, esto? Cuando obedecéis el decreto que os ordena dejar de trabajar en domingo y adorar a Dios, sabiendo que no hay en la Biblia una sola palabra que muestre que el domingo sea algo más que un día común de trabajo, consentís en recibir la marca de la bestia y rechazáis el sello de Dios”. (CBA, sobre Apocalipsis 13:9-12)

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Para continuar navegando debe aceptar su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar