Apocalipsis – El evangelio eterno de Dios

Versículo para memorizar. Apocalipsis 14:12. ““Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de
Dios y la fe de Jesús”.

Después de desvelar el ataque final del dragón, la bestia y el falso profeta (Apocalipsis 13), se le muestra a Juan el grupo de los que vencerán en el conflicto (14:1-5), su mensaje (14:6-13), y el resultado de aceptar o rechazar este mensaje (14:14-20).

EL MENSAJE DE LOS TRES ÁNGELES

“Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo” (Apocalipsis 14:6).

El mensaje de los tres ángeles es proclamado “a gran voz” (14:7; 18:2; 14:9). Es un mensaje extremadamente importante y urgente que debe ser llevado al mundo entero (14:6). Este mensaje es “el evangelio eterno”, es decir, las buenas noticias de la salvación ofrecida por gracia a través del sacrificio de Jesús. Es eterno porque fue concebido “desde antes del principio de los siglos” (Tito 1:2); no ha cambiado ni cambiará; y de su aceptación o rechazo depende la vida eterna de cada persona.

EL MENSAJE DEL PRIMER ÁNGEL

“diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado…” (Apocalipsis 14:7a).

¿Qué significa temer a Dios? Adorarlo (Génesis 31:53); Tomarlo en serio (Éxodo 9:20); Guardar su ley (Deuteronomio 6:2); Servirle (Deuteronomio 10:20).
¿A qué juicio se refiere el ángel? El juicio anunciado comienza mientras el evangelio es proclamado. Este juicio es conocido como el juicio pre-advenimiento. En él se decide el destino eterno de cada persona (Apocalipsis 22:11). Ante la expectativa del juicio, tenemos un temor reverente por Aquel que nos da la salvación, la libertad y la vida eterna.

“… y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas” (Apocalipsis 14:7b)

El conflicto final implica un ataque directo a la adoración, tal como se refleja en los primeros cuatro mandamientos:

DIOS

• Adorar solo a Dios (Éx. 20:2-3).
• No hacer imágenes para adorarlas (Éx. 20:4-6).
• No blasfemar el nombre de Dios (Éx. 20:7).
• Adorar al Creador en sábado (Éx. 20:8-11).

SATANÁS

• Adorar a Satanás (Ap. 13:4).
• Adorar a la imagen de la bestia (Ap. 13:14-15).
• Blasfemar contra Dios y su nombre (Ap. 13:6).
• El domingo como día de adoración (Ap. 13:17).

EL MENSAJE DEL SEGUNDO ÁNGEL

“Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación” (Apocalipsis 14:8).

Babilonia fue fundada por hombres que no creyeron en las promesas de Dios (Génesis 11:1-9). Nabucodonosor la hizo “grande” (Daniel 4:30) e Isaías profetizó su caída, a causa de su idolatría (Isaías 21:9). La Babilonia del tiempo del fin está formada por los sistemas religiosos que se han apartado de la verdad abrazando falsas doctrinas como:

• La evolución teísta. Es decir, que Dios usó la evolución como medio de creación, en lugar de crear el mundo en 7 días.
• La tradición en lugar de la Biblia.
• Una ética revisada, que elimina las definiciones bíblicas de género, matrimonio, etc.

Éste es el “vino” con el que ha embriagado al mundo entero, de forma que no puedan pensar con claridad, y evitar así que abracen la verdad.

Nota de EGW: ““Los hombres se conducen como si se les hubiera dado libertad para anular las decisiones de Dios. Los críticos se colocan en el lugar de Dios y repasan su Palabra a fin de modificarla o aprobarla. De esta manera, todas las naciones se ven inducidas a beber del vino de la fornicación de Babilonia. Estos críticos han preparado las cosas como para que se ajusten a las herejías peculiares de los últimos días. Si no pueden cambiar la Palabra de Dios, si no pueden torcer su significado para que se ajuste a las prácticas humanas, la quebrantan” (Alza tus ojos, 21 de enero).

EL MENSAJE DEL TERCER ÁNGEL

“Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero” (Apocalipsis 14:9-10).

Aquellos que se embriagaron con el vino de Babilonia, deben beber el vino de la ira de Dios derramado en las 7 plagas (Ap. 15:7; 16:1-21). El fuego y azufre es usado para describir el juicio divino (Génesis 19:24; Isaías 34:8-10; Judas 7). El humo de su tormento sube eternamente. Esto quiere decir que sus consecuencias son eternas. En la Segunda Venida, los que acepten el último llamado del evangelio eterno serán segados para vida eterna (Ap. 14:14-16; Mt. 13:30), el resto será vendimiado para muerte (Ap. 14:17-20).

 Nota de EGW: “Se representa a los ángeles volando por en medio del cielo, proclamando un mensaje de advertencia al mundo, y ejerciendo una acción directa sobre la gente que vive en los últimos días de la historia terrena. Nadie oye la voz de esos ángeles, porque son un símbolo que representa al pueblo de Dios que trabaja en armonía con el universo del cielo. Hombres y mujeres esclarecidos por el Espíritu de Dios y santificados por la verdad proclaman sucesivamente los tres mensajes” (Mensajes selectos, tomo 2, pg. 446).

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger información estadística e incluir publicidad. Para continuar navegando debe aceptar su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar